desesperado vendiendo bolígrafos en la calle para darle de comer a su pequeña hija hambrienta… hasta que le tomaron una foto a su pequeña…

Adbul tuvo la obligacion de escapar de  Siria por la guerra que está ocurriendo en el mismo, dejo su hogar en Yarmouk para intentar proteger a su pequeña hija y evidentemente su propia vida. Anteriormente era gerente de una fábrica de chocolates por lo que la vida dentro de todo le sonreía, ahora es más conocido como el “Vendedor anónimo” aunque ya de anónimo no tiene demasiado.

El debió vivir en las calles con su pequeña hija e intentar hacer todo lo posible porque esta tuviera para comer, aunque las cosas no fueron precisamente fáciles para ambos. Lo único que podía hacer para juntar dinero para comprar comida era vender los 8 bolígrafos de tinta azul que tenía.

El fotógrafo en cuestión comenzó a promocionar la búsqueda por su Twitter y se hizo una campaña para recolectar 5 mil dólares para ellos. Campaña que logro en realidad recolectar casi 80 mil dólares.

El dinero evidentemente le llego a Abdul y su pequeña hija quienes ahora tienen una vida digna y el mismo comento en muchas ocasiones que sabe lo difícil y horrible que puede ser esta situación y que quiere ayudar a otros refugiados que como ellos dos, no tienen nada.

La situación llamo la atención de un activista Noruego llamado Gissur Simonarson que tomo una fotografía de la situación causando un impacto en el mundo que ni siquiera él hubiera podido imaginar jamás. Una fotografía que logro tocar millones de corazones alrededor del mundo y que evidentemente todos querían encontrar a este padre e hija para poder ayudar.

Miles de personas comenzaron una búsqueda desesperada por el vendedor anónimo para poder ayudarlos, para encontrar al vendedor de bolígrafos.

FUENTE tusdatosdeldia.com

Loading...

Leave a Reply

Close